Blogia
Estimaciones Subjetivas Música

.Conciertos

Morrissey - Barcelona 10/10/2014

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Morrissey - Barcelona 10/10/2014

Devian Lynx en las "Nits Màgiques" de la Casa Batlló

Me gusta acudir de vez en cuando a conciertos en los que no conoces a la banda que vas a ver. La mayor parte de las veces encuentras a pequeñas bandas que se lo han currado tanto y suenan tan bien que deseas que salgan adelante. De esta forma descubrí a bandas consolidadas hoy en día como son Vetusta Morla, Los Chicos o The Joe K-Plan. Ahora espero que los próximos sean Devian Lynx.

Devian Lynx en las

En su serie de conciertos acústicos de este verano de 2012 les he visto en un gran escenario arquitectónico como es la Casa Batlló de Antoni Gaudì en Barcelona en doble sesión interior y exterior. Sin conocer nada y sólo con la pequeña reseña que receba así en la web de la casa Batlló:

"Su acústico se podría definir como canciones en base pop donde todo tiene cabida, desde el rock hasta la electrónica. Su fuerte es su energético directo, repleto de transiciones musicales que van desde rock psicodélico electrónico al dream pop más cálido y acogedor. Esta vez desnudan y arreglan sus temas para dejarlos tal y como vinieron al mundo, en formato acústico. Todo un reto para una banda a la que le cuesta estar sentada en una silla más de dos minutos seguidos." 

El caso es que he encontrado una banda con una gran personalidad en el escenario, dificil de clasificar pero a la que le saqué influencias de James, que luego se confirmaron con una versión que tocaron del tema Getting Away With It de la banda británica, pero además a la mente me veían notas de Eliott Smith mezclado con el lirismo de Jack Johnson y letras cargadas de melancolía.

Muy recomendable su directo y esperemos que en breve tengamos un álbum con todos los buenos temas que sonaron. Para escuchar su EP podéis acceder a este link de Devian Lynx bandcamp.

Comparte en facebook

Primavera Sound 2012 - Viernes 1/06/2012

Cuando supe que The Cure venía al Primavera Sound, pensé que ya tocaba volver a ver la banda de Robert Smith, la última vez que les vi fue en 1995 en un concierto de varios grupos en Las Ventas. Pero cuando vi que Mark Burguess volvía con su Chameleons Vox ya la tentación fue imposible de evitar. Dicho y hecho, entrada para el viernes y así volvería a un festival que hacía años que no pisaba uno,desde la única edición del ’Gutierrez’ que se celebró en el estadio de La Peineta de Madrid.

El programa a priori salvo los dos mencionados no me llamaba mucho, The Drums no están mal pero no me motivan demasiado, durante la semana escuché a Rufus Wainwright pero me resultó algo aburrido así que sólo tenía claro que dos bandas no iba a perderme ni un segundo.

Chameleons Vox (erroneamente anunciados como The Chameleons) empezaron a tocar a las 18:50 con un calor y un sol en todo lo alto que pude soportar con protector solar y gorra. Poco a poco los aledaños del escenario Ray Ban se fueron llenando y puntualmente salieron Mark y compañía (estoy casi seguro que John Lever era el batería) que tras hacer una foto al público, arrancaron los acordes de A person Isn’t Safe Anywhere These Days.


Esta vez le acompañaban bajo y dos guitarras y un sonido muy respetuoso y fiel al original de la banda envolvió a los allí presentes. Un placer poder escuchar una vez más sus temas en directo.
Cincuenta minutos de concierto aproximadamente en los que sonaron 10 temas, As High As You Can Go, Monkeyland, In Answer, I’ll Remember, Soul in Isolation, Singing Rule Britannia, Heaven (nuevo tema) y Second Skin con la que acabaron, con Mark en la valla delante del público cantando con sus incondicionales, yo incluido.

Un primer plato magnífico para dar paso al plato fuerte de la noche, hora programada 22:10, quedaban dos horas. Hasta ese momento vi un poco de Rufus Wainwright que como ya dije no me pareció gran cosa y un poco de Afrocubism, banda quizá más propia para el Womad, pero que no sonaba nada mal.

The Cure comenzaba puntual y con una duración prevista de dos horas y media, al final se alargó hasta las tres horas entretejiendo melodías oscuras de sus primeros álbumes con laboriosas y elaboradas canciones llenas de fuerza y la luminosidad de sus temas más románticos y divertidos.

Dieron un auténtico repaso a su discografía con 36 temas empezando por el clásico binomio Plainsong-Pictures of You sonaron temas de sus álbumes más antiguos como Seventeen Seconds (Play for Today, A Forest), Pornography (One Hundred Years), The Top (Dressing Up, The Caterpillar, Bananafishbones) de la época más luminosa con Japanese Whispers (The Lovecats, The Walk, Let’s go to Bed) o The Head on The Door (In Between Days, Push, The Blood, Close to Me), sin olvidar el Boys Don’t Cry de su primer álbum y con la que acabaron el concierto habiéndos e pasado de la hora convenida con la organización en 30 minutos.

Un concierto que será dificil de olvidar no solo por el repertorio, sino por lo bien que sonó, Robert Smith y Simon Gallup están en plena forma. Roger O’Donell a los teclados también estuvo perfecto y el batería actual Jason Cooper también muy bien.

El setlist completo fue el siguiente: Plainsong, Pictures of You, High, The End of the World, Lovesong, Push, In Between Days, Just Like Heaven, From the Edge of the Deep Green Sea, The Hungry Ghost, Play for Today, A Forest, Bananafishbones, Lullaby, The Walk, Mint Car, Friday I’m in Love, Doing the Unstuck, Trust, Want, Wrong Number, One Hundred Years, Disintegration 

Encore: The Kiss, If Only Tonight We Could Sleep, Fight

Encore 2: Dressing Up, The Lovecats, The Blood, The Caterpillar, Close to Me, Just One Kiss, Let’s Go to Bed, Sleep When I’m Dead, Why Can’t I Be You?

Encore 3: Boys Don’t Cry

 

Los siguiente conciertos a los que asistí fueron los de The Drums que el cantante en ciertos aspectos me recordaba algo a Morrissey en sus principios. Más tarde me sorprendieron Death in Vegas con un sonido electrizante mezclando teclados y desgarradoras guitarras y al final Benga.

Pero sin duda, Chameleons Vox y The Cure se llevaron los puestos altos del podio del día.

Comparte en facebook

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Bruce Springsteen & The E-Street Band - Barcelona 17/05/2012

10

Busca este producto y cómpralo en Doctortrade.com

Ya quedan pocos artistas que lo den todo en el escenario, y uno de ellos sin lugar a duda es Bruce Springsteen, que pasados los 60 años tiene muchas más energía que otros artistas con la mitad de años. Y es que "The Boss" es de los pocos que puede ofrecer un concierto de tres horas.

Esta vez fueron tres horas y cuarto, a pesar de heber comenzado el concierto con 45 minutos de retraso debido a una pobre organización en cuanto a los accesos se refiere; quizá por eso no solo tuvo el detalle de esperar a que la gente estuviera en sus localidades sino que obsequió con un derroche extra de energía sin parones ni paripés de irse a los camerinos para salir 10 minutos después.

Bruce Springsteen & The E-Street Band - Barcelona 17/05/2012

Tras un pequeño homenaje a Donna Summer ,fallecida aquella misma tarde, y el saludo correspondiente en catalán.... one, two, three... y sonaron las notas de Badlands. El concierto sonó muy guitarrero aunque la primera parte en la que sonaron varios temas del nuevo álbum como We Take Care of Our Own y Wrecking Ball se notaba esa vena irlandesa de muchas de las canciones de sus últimos álbumes. Death to my Hometown instaba esa mezcla rockera celtica y poco después un primer punto de inflexión con My City in Ruins en el que ya tuvo un primer recuerdo para el fallecido componente de la E-Street Band, Clarence Clemons.

Otra dedicatoria muy especial fue para los activistas del 15-M a la que les dedicó la canción Jack of All Trades. La vena rockera de Springsteen siguió con fuerza con temas como Murder Incorporated o Johnny 99. Un nuevo himno de taberna irlandesa sonó, Shackled and Drown con la que se daría paso a la parte final del concierto en la que sonarían los viejos clásicos imprescindibles, empezando con Waitin’ on a Sunny Day (con la que sacó a una niña de 11 años al escenario a cantar), The River o Hungry Heart entre otras. Apagón de luces del escenario, oe oe oe del público y de nuevo luces encendidas para encadenar Born in the U.S.A., Born to Run y Dancing in the Dark. Apoteosis final y un extra ya con las lices del estadio encendidas con Tenth Avenue Freeze Out.

Después de esto dificil irse a dormir y es que sin ser un fan de los que se saben todas las canciones, llevo ya tres conciertos de Springteen en mi haber y es que sin duda son conciertos para disfrutar en los que a pesar de su precio vale la pena cada minuto ya que se rentabilizan en cuanto a duración e intensidad.

Setlist:

1. Badlands
2. We Take Care of Our Own
3. Wrecking Ball
4. No Surrender
5. Death to My Hometown
6. My City of Ruins
7. Out in the Street
8. Talk to Me
9. Jack of All Trades
10. Youngstown
11. Murder Incorporated
12. Johnny 99
13. You Can Look (But You Better Not Touch)
14. She’s the One
15. Shackled and Drawn
16. Waitin’ On A Sunny Day
17. Promised Land
18. The River
19. Prove it All Night (with 1978 Intro)
20. Hungry Heart
21. The Rising
22. We Are Alive
23. Thunder Road
24. Rocky Ground
25. Born In The USA
26. Born To Run
27. Bobby Jean
28. Dancing In The Dark
29. Tenth Avenue Freeze Out

Enlaces generales:

Bruce Springsteen - OficialBruce Springsteen - WikipediaBruce Springsteen - MySpace

Comparte en facebook

Chameleons Vox (The Chameleons) - Barcelona 15/01/2011

10

Hace diez años, cuando tuve la oportunidad por fin, de ver a mi banda favorita The Chameleons actuar en directo (se separaron en 1987) pensé que sería una ocasión única y me hice con la entrada en cuanto supe que la banda se reunió para hacer una gira europea y editar un nuevo disco. Ahora hace unos meses y gracias a mi novia me enteré de que volvían de nuevo, aunque con matices. Mark Burgess y John Lever habían reunido a una banda con permiso de Reg Smithies y Dave Fielding para hacer una serie de conciertos en Inglaterra. Y como sucediera en el año 2000, la demanda  del  público fue tal (dentro del ámbito en el que tocan, salas pequeñas) que el proyecto se alargó y se montó una gira por Europa y Estados Unidos. Este nuevo proyecto con el permiso de los dos guitarristas fue bautizado con el nombre de Chameleons Vox (voz en latín) y he de decir que el resultado estuvo a la altura y con nota.

Cartel Chameleons Vox Barcelona

Hace algún mes un amigo también muy devoto de ellos les vio en San Francisco y me dijo que la banda reunida estaba a la altura, por lo que la cosa prometía y así fue. Las entradas esta vez me cayeron como regalo de cumpleaños y vaya regalo. Durante poco más de hora y media me sumergí en los sonidos densos e hipnóticos de la banda. Recalco que no estaban ni Reg ni Dave, artífices de esos sonidos característicos gracias a diferentes escalas que afinaban en sus guitarras, pero si hubiera cerrado los ojos y no lo hubiera sabido dudo si lo hubiera adivinado.
Llegamos sobre las 20:30 a la sala Bikini y los teloneros Astradyne ya habían comenzado. Sonaron bien y me recordaron un poco a los primeros años de The Cure sumándole sólidas bases electrónicas que denotaban un sonido muy ochentero que también recordaba a Alphaville y en algunos aspectos a la primera época de Aviador Dro.

Chameleons Vox aparecieron en escena sobre las 21:45 cuando en las entradas ponía las 22:30. Espero que nadie se perdiera la mitad del concierto por este fallo o bien de organización o tipográfico. La ovación fue cerrada para Mark y compañía y me alegró ver que en la batería estaba John Lever ya que en la gira norteamericana no estuvo presente. A pesar de que sea un grupo tan minoritario me asombra lo entregado que es/somos su público en el que se observaba que la edad media oscilaría alrededor de los cuarenta años pero observé que había algunos jovenes probablemente influenciados por grupos como Editors o Interpol. Tras un saludo comenzaron los acordes de A person isn’t safe anywhere these days, Mark se mostró muy enérgico con esta primera canción. Después sonó Paper tigers manteniéndo el tono intenso de inicio y le siguieron Pleasure and pain y Thursday’s child como evocación del primer álbum Script of the bridge. Después llegó la primera sorpresa de la noche, los acordes de Nostalgia inundaban la sala, una canción que oficialmente no pertenece a ninguno de los álbumes oficiales aunque se añadió a la edición en CD del segundo álbum What does anything mean? Basically. Con esta canción casi llego a emocionarme pero no daba tiempo para ello ya que una de mis favoritas, Soul in isolation comenzaba a sonar a continuación y dar paso a la segunda sorpresa de la noche, sonaban los acordes de Tears.

Tears la escuché por primera vez en la versión del single que editaron que no era  la acústica que suena en Strange Times; es una canción que me embriagó desde el primer momento que trata sobre oportunidades que aparecen y personas que encuentras y desaparecen con un tono muy emotivo. Ya solo lo podían superar si sonaba Paradiso (cara B de aquel single) pero nu hubo tanta fortuna. Sonaron dos canciones más de Strange Times a continuación Seriocity e In answer y un paso atrás en el tiempo nos llevó a la existencial Singing rule Britannia que mostró de nuevo que Mark a pesar de la edad se mueve en el escenario con fuerza y soltura, de hecho él nunca ha dejado de salir de gira con sus muchos proyectos que ha llevado a cabo en todos estos años desde la separación oficial de la banda en 1987. El punto y final del primer bloque de canciones no podía ser si no con un clásico de la banda, Second skin que fue coreada por un público entregado por completo.

Y el regreso al escenario no pudo ser mejor que con una canción que el público pedía entre canción y canción. Monkeyland es otro de sus himnos de cabecera y la primera canción que yo escuché de ellos y que quizá hoy se podría interpretar como una metáfora de la relación de la banda con la industria musical, un auténtico canto de soledad aunque amparado por un público entregado y entre el que era evidente el buen rollo que había. Mi chica y yo hablamos y disfrutamos con la gente de alrededor con los que intercambiabamos impresiones o cantábamos con desgarro las letras. Up the down escalator fue la siguiente canción que sonó, otra maravilla del primer álbum y un clásico en sus conciertos que suele anunciar que la cosa se acaba, In shreds, canción rotunda y visceral que ocurre como con Nostalgia que se incoporó a la edición en CD del segundo álbum. Llegó la despedida pero un segundo bis se haría realidad en la que completarían Swamp thing y para acabar definitivamente Don’t fall con la que el público entró en extasis. Ahora tras una emotiva despedida caía el telón y se cerraba este esperado concierto por mi parte.

Durante el concierto Mark se dirigió al público en varias ocasiones. En una ocasión comentó que durante mucho tiempo recordó Barcelona como uno de sus mejores conciertos en 1985 en el desaparecido 666 Club. Y lo más importante preguntó en un momento al público si nos gustaría que volvieran en verano. El público en un primer momento creo que no entendimos bien a que se refería pero a la segunda vez que lo preguntó un "yeeeessss" sonó que me abrió las esperanzas a verles una tercera vez. Ojalá sea así y podamos los fans disfrutar de nuevo de su directo y ojalá se sumen los guitarristas originales a él. Si hicieran Madrid y Barcelona como esta vez y por fechas pudiera hacerlo es probable que me animara a verles de forma repetida.

Editado el 27 de enero de 2010:

Quiero añadir respecto a los comentarios sobre el artículo que he rectificado lo del permiso por las explicaciones que me ha dado ’Themus’ que parece conocer bien los entresijos de la relación de los miembros originales de la banda. Pero también quiero añadir que yo por desgracia como mucha gente no pudo verles en su etapa original porque los conocimos después de su separación (yo en mi caso les conocí en el año 91) y escuchar sus temas en directo es muy especial para mi ya que es una banda que en muy pocos locales se podían escuchar alguna vez algún tema suyo. Este concierto sin tener la magia de la formación original sigo pensando que estuvo a la altura porque las canciones sonaban a ellos y la gente en su gran mayoría creo que así lo disfrutó. Recalco algo que no me había pasado nunca en ningún concierto y es que con el grupo de gente que estaba delante de nosotros cantar juntos sin conocernos y comentar cosas del tipo "oh, que buena esta". Los seguidores de esta banda tenemos carencias de empatía, porque supongo que a muchos nos ha pasado que en nuestro grupo de amigos eramos los únicos que disfrutábamos tanto con The Chameleons. En mi caso mis amigos muchos se daban cuenta de lo bien que sonaban pero no encontraban esa magia entre sus letras y sonidos que a mi me saltaba a la vista y oidos. Por otro lado es cierto que Mark Burgess se ha retroalimentado mucho de The Chameleons en sus múltiples proyectos y eso que ha hecho cosas muy interesantes, como con The Sun And The Moon, como Mark Burgess and The Sons of God y más recientemente con Black Swan Lane y estaría muy bien verle alguna vez tocando material de estas bandas, pero de alguna forma yo vivo enganchado a aquellos discos y cualquier oportunidad de escuchar sus temas en directo la seguiré aprovechando.

A continuación dejo dos videos con fragmentos de todas las canciones que hice con la intención de recordar luego el orden, pero que ha quedado bien en un pequeño montaje. No soy de hacer videos en conciertos pero esta ocasión era especial. En primer lugar el bloque central del concierto y después los ’bises’.

Setlist:

 1. A person isn’t safe anywhere these days
 2. Paper tigers
 3. Pleasure and pain
 4. Thursday’s child
 5. Nostalgia
 6. Soul in isolation
 7. Tears
 8. Seriocity
 9. In answer
10. Singing rule Britannia
11. Second Skin

Encore 1:

12. Monkeyland
13. Up the down escalator
14. In Shreds

Encore 2:

15. Swamp thing
16. Don’t fall

Enlaces generales:

The Chameleons - Oficial, The Chameleons - Wikipedia, The Chameleons - MySpace, Strange Times - Spanish unofficial

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres